25 años no son nada

25 años no son nada. No son nada porque ya los has exprimido. No son nada porque ya han quedado atrás. Miras por encima del hombro y eres perfectamente capaz de recordar al menos una cosa que haya pasado en cada uno de estos años.
Es el mismo mecanismo por el que yo a mi madre la veo mayor y ella a mí una “niña” (jur!). Seguramente cuando llegue a su edad, veré a los cuarentañeros igual que ella me ve ahora, aunque a mí me parece que para esa edad me queda una eternidad.

28mayo1991

Mañana, justamente mañana, hace 25 años del día en que una placa conmemorativa y un clavel sellaban nuestro paso por el Colegio San Ignacio de Oviedo. Para la mayoría de nosotros suponía dejar atrás 14 años de nuestras vidas. Catorce años en los que nos formamos académicamente y como personas, 14 años de risas, de esfuerzos, de lloros, de los primeros amoríos, de los primeros desamores también… 14 años en mi vida no son tantos, pero cuando apenas acabas de cumplir los 18 es todo.
Mi quinta tiene algo. Siempre lo tuvo. Solidaridad y empatía.

Mañana nos volveremos a juntar y revolver. Comida, copa, acto, cena y más copa. Finde de revival. Y volveremos a sacarnos una foto en estas escaleras.

despedidacou

  1 comment for “25 años no son nada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Additional comments powered by BackType