47

Llevo varios años de parón en este blog, que no en todos los blogs que tengo y mucho menos parón de escritura o creativo. Hace tiempo que blogueo sobre cosas del trabajo y menos sobre otros temas. No es porque no tenga pensamientos sobre (casi) todo, pero el día a día lo plasmo en las redes sociales, especialmente en Facebook, donde tengo más control sobre la privacidad de lo que publico. Pero esto, si has llegado hasta aquí, ya lo sabes. En cualquier caso, no perdono este post, una vez al año no hace daño. Así que vamos allá.

Tengo que decir que este ha sido un año raro. Sigue siendo raro. Muy raro. Seguramente el más raro de los que he vivido hasta hoy, y llevo ya unos cuantos…

Así que vamos a contar un poco lo que han dado de sí los 46, que los he exprimido como un limón y se me ha pasado el año volando, como siempre.

He viajado mucho, hasta marzo había visitado Escocia, Portugal, Francia, Estados Unidos y Túnez. Toastmasters y TEDx me han tenido ocupada gran parte de mi tiempo.
En julio fue el TEDSummit en Edimburgo y fue una semana bien especial, que llevaré en mis recuerdos forever in my heart, como cada vez que hay un gran evento TED. Y también el fin de semana de TEDxWeekendChartage, en Túnez. La experiencia en el AirBnB y la cara de Maitane mientras subíamos los cinco pisos de escaleras crujientes es digna de un post en sí misma. No creo que ninguno lo olvidemos.
En agosto, ya que tenía que ir a Denver para la International Convention de Toastmasters, aproveché para hacer un mini road-trip hasta Dakota del Sur… y ver el Mt. Rushmore… y Devil’s Tower… y la feria del Estado de Wyoming (que, tras la del Estado de Iowa del año pasado, se convierte en mi frikada del verano). Y además he sido juez en la final del campeonato del mundo de oratoria. Toda una experiencia.

He estado en Portugal otra vez. En esta ocasión los destinos fueron Aveiro (con la familia) y Oporto (fifty familia/fifty Toastmasters). Maravilloso Aveiro, totalmente recomendable.

Y a París volví en enero, al mid-year training. Una paliza, pero ya nos pudimos dar un paseo de Étoile a lo que queda de Nôtre Dame y a la Torre Eiffel. Se suponía que iba a volver en agosto… pero quizá sea el verano que viene… o quién sabe cómo terminaremos este confinamiento y sus consecuencias… ¿volveremos a viajar? Bueno, París está a tiro de tren, de coche… si me estiras, de autobús… pero igual hay que dejar de dar por hechos los viajes más largos.

Dentro de España también ha sido un año movidito: Valladolid, Salamanca, Madrid, Canencia y Barcelona (solo por Toastmasters), a lo que hay que sumar un movimiento intenso entre Bilbao y Donosti y también a Sevilla y Santander por trabajo. Y Oviedo y Madrid… que siempre están ahí, claro. En Salamanca en junio hace frío. Bilbainos dejad de quejaros de Vitoria ya.

He hecho un curso de monólogos y he debutado como monologuista. En este vídeo podéis verme perpetrando mi monólogo, si es que no lo habéis visto ya (o si lo queréis volver a ver).

He participado en experiencias y eventos chulísimos, como la inauguración del servicio de lanzaderas de empleo de Cantabria en Laredo. Un día super bonito y gratificante. O el Iberdrola Tech Women’s Day, con un buen montón de mujeres enredadas. Fabuloso.

Angélica Dass estuvo de visita en Vitoria y tuve el placer absoluto de comer con ella y conversar durante un rato. Y además pudimos dar un paseo por el casco y comentar algunos de los murales.

Me he encontrado con más familia de Jeff y eso siempre es una alegría.

Hemos celebrado un TEDxVitoriaGasteiz (en mayo de 2019), una premiere del TEDxVitoriaGasteiz de 2020… que estamos haciendo por fases, visto lo visto, después de haber tenido que aplazarlo a septiembre por el covid-19 (sí, el covid y no la covid, soy cabezona). Varias entrevistas en directo y muchas más cosas en la chistera que iremos viendo en las próximas semanas/meses.

Y también me he dedicado a SMyE. Porque el asociacionismo siempre merece la pena.

Ha sido un año muy intenso y, para alguien que no soporta la incertidumbre… se abre un año nuevo que no puede ser más incierto. Me lo tomo como mi aprendizaje para los 47. Tomaos una a mi salud.
¡Chinchin!

Post navigation

  4 comments for “47

  1. 29 abril 2020 at 16:37

    Grazie Sophi guapa!

  2. 29 abril 2020 at 16:36

    Gracias corazón!

  3. 29 abril 2020 at 10:47

    A tu salud, Maripuchi, Y que cumplas muuuuchos más!!!!

  4. 29 abril 2020 at 9:29

    chinchin crack!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Additional comments powered by BackType