46

Mi infancia no son recuerdos de un patio de Sevilla, ni de un huerto alegre donde maduraba el limonero. Mi infancia, mi vida, es bastante verde y huele a prao, a mar y a diversión.
Para el día de hoy, he decidido repasar algunas de las cosas que me han pasado o que he hecho, sobre todo estas últimas, porque la vida es lo que transcurre mientras haces y hace tiempo ya que decidí ser activa y no dejar que me “pasen” cosas sino provocarlas.
Empezamos:

1973. Nací, en Madrid. Mi familia vivía por Tirso de Molina, en una vieja casa que sigue existiendo (aunque el piso se vendió a mediados de la década).
1974. Mi familia se traslada a Oviedo, donde pasé mi infancia y adolescencia.
1975. Nació mi hermano pequeño.
1976. Siempre me cuentan que iba a un parvulario al que casi no asistía porque me pasaba la vida con anginas… pero yo no lo recuerdo. Las cartillas del cole dicen que me comía toda la comida. LOL.
1977. Primeros recuerdos, en preescolar, en L’Ecole en la plaza de la Paz. Un día a la semana nos daban de comer un jamón con besamel que sabía a humo. Me encantaría probar aquello de nuevo, para ver si mi recuerdo y la realidad son así.
1978. Empiezo en 2ºPRE en el cole San Ignacio. Recuerdo como si fuera ayer como iba vestida María Blanco… y a Marcos…

2pre_a

1979. En 1ºEGB me metí un trozo de goma de borrar en la nariz e Inés, que era mi tutora, me lo tuvo que sacar con unas pinzas. Nunca más me volví a meter nada por sitios que no debía.
1980. 2º fue el año de la tabla de multiplicar. Y de Dani Villanueva. ¿Quién era ese niño guapo con pelazo rubio de B? También de Carlos Hugo, que no tenía pelazo y además era un poco trasto.
1981. 3º, seguramente el mejor año de mi infancia, porque mi profe, Yayi, era la mejor. Recuerdo dibujar hasta hartarme fichas de árboles y paisajes cuando acababa los ejercicios que hacíamos en clase.
1982. Por mi cumple del año del mundial, mi padre me llevó al partido inaugural del extinto Carlos Tartiere. El partido en sí fue un auténtico coñazo, pero me sentí muy especial. En casa me esperaba un juguete que es de los pocos que recuerdo haber usado más allá de los clics de Famobil (hoy playmobil): una especie de diseña tu moda con plantillas intercambiables para poner diferente ropa a la muñeca que se usaba poniendo un folio y con un carboncillo calcabas el dibujo que luego se coloreaba. Además, ese verano de 4º me fui a mi primer campamento. Dos semanas en Luarca con Virginia y Jimena y Niki y Hugo. Ahora desde la distancia lo veo claro: nuestros padres, que eran pandi, nos mandaron a todos a la vez para tener dos semanitas de paz y amor. Dormíamos en habitaciones de mil camas. Supongo que no serían mil, pero los recuerdos son los recuerdos… y nos despertaban con El Río, de Miguel ídem. Desde entonces, vivo el shurup shurup shurup entre el amor y el odio. El 82 también fue el año de las primeras elecciones que recuerdo. Y a María dándole besos a una pegatina de Fraga. Y digo yo… ¿por qué tengo que acordarme de eso y no de otras cosas que seguro que fueron más divertidas?
1983. 5º, el año que descubrí el p. verbo “asir” y su primera persona del presente de indicativo. También es el año que empecé a ir a la Alianza Francesa con la excusa de que iba a ir a Francia en verano (que fue al año siguiente).
1984. 6º, mi primer verano en Capbreton. Las hormonitas empiezan a dar por sac. Las pandillas. La playa. Ir a la playa en bici y libertad.
1985. 7º Cambio de colegio. Caminata(s) diarias hasta el Cristo y vuelta a empezar. También fue el año de empezar tímidamente a salir con amigos: Kiko y Marín… y también Sonia, Bea, Patricia y su hermana… y Esther. Descubro a Dire Straits. También fue el año que empecé a pintar… y piano, y flauta (extraescolar, bien tocada, no os creáis)…
1986. 8º La adolescencia ya no asoma, se desborda. Mi primer carnet de identidad… colas en la Policía con los compas de colegio. El año pasado recomprobé que tenemos los números correlativos todos los de clase. Me encantaría saber quién tiene el anterior y el posterior al mío. Es el año de jugar al potro como si no hubiera un mañana y del viaje de estudios a Andalucía por la Vía de la Plata y de pasar a Ceuta y pillar unas Ray-ban de imitación.
1987. 1ºBUP. Vuelta al San Ignacio. Un año tremendo. Descubro por primera vez en mi vida lo que es un suspenso (y dos). La verdad es que lo único que me interesa son la música y los idiomas y los chicos. Y no necesariamente por ese orden.
1988. 2ºBUP es mejor año. No solo vuelvo al redil y a mi ser sino que saco el curso con creces (incluida la asignatura que me había quedado pendiente de primero). Es el año de mi primer concierto: Alex y Christina, Tam Tam Go y Dinamita pa los Pollos. Cartelazo.
1989. El año de Lola y las guitarras. Y de reírnos muchísimo. De pintarnos los morros de rojo y ser perseguidas para que nos los quitáramos. También es el año del guirismo… Aquel verano fui a EEUU por primera vez, a Negley, OH, un pueblo perdido entre campos de maíz en la frontera de Ohio y Pennsylvania. También estuve en Capbreton, bueno, como todos los veranos desde el 85… y en Mil Palmeras… el año de Matthew, anda que no iba a dar juego aquello el curso siguiente.
1990. En COU saqué las mejores notas de los últimos 4 años y además selectividad. Me estuve carteando a vuelta de correo con el tal Matthew todo el año, aunque no le volví a ver hasta muuuuchos años después. Una pena, oyes.
1991. 1º carrera. Poca cosa reseñable, salvo que la uni me sentó francamente bien.
1992. 2º carrera. Vi a Dire Straits, Elton John y Michael Jackson. El año de los Juegos Olímpicos de Barcelona y de la Expo de Sevilla. En Barcelona no estuve, pero la inauguración de la expo sí que la viví. ¡Mi primer gaupasa chispas!
1993. 3º carrera. No solo lo aprobé todo, como correspondía, sino que también saqué la reválida a la primera, lo que me permitió pasar el último verano estupendo de mi vida, sin absolutamente nada que hacer hasta octubre.
1994. Máster. El 14 de octubre me mudé a Madrid para hacer el máster y ya no volví al hogar. Un año fabuloso, lleno de gente fantástica y un limón y medio milón.
1995. Más máster. En verano viví una experiencia fabulosa haciendo las prácticas en Palma de Mallorca. Trabajo duro de tesina.
1996. Empiezo a trabajar en el call center de UPS. Es el año de Merche, de Carlos, de Asier, de Arantxa… y de una crema de Channel que me compré y que jamás otra crema me ha funcionado mejor. No recuerdo cuál era… pero recuerdo los cafés de sobremesa al sol comentando la jugada. Y las navidades con Ana Muñoz, Ana Ávila y compañía, de bar en bar poligonero, peluca en ristre… Éramos jóvenas…
1997. En julio me independizo. Navidades cantarinas con las chicas de Yupi-es. Arantxa, Merche, Ana, más Ana… qué jóvenes éramos. Voy a Paris.
1998. Creo que lo más reseñable del año es que se murió Gloria Fuertes… no os digo más.
1999. El año que promocioné al departamento de Tráfico. Bueno y malo.
2000. En este año murió mi lala. Así, de sopetón y sin avisar. Y sin poder despedirme ni nada.
2001 fue lo que viene siendo un año de mierda. Tres pasadas por quirófano, una por un caso de esos entre chotopomil en el que las cosas que pueden ir mal van mal… y una rotura de tobillo a una semana de irme de vacaciones. Lo que viene siendo un truño de año todo. Si algo podía ir mal, fue mal.
En 2002 fue mejor la cosa porque me separé y aquel fin fue el principio de mucho y bueno. También fue el año que conocí a Jeff.
2003. Buah chaval. EL AÑO. Todo lo que podía salir, lo salí. El año de los intercambios de idiomas de irlandés en irlandés… y el año de Fer.
2004. Como quien no quiere la cosa, en un plis decidimos que nos casábamos… y en una mañana de la Semana Santa lo arreglamos todo… y nos casamos. Y nos fuimos a celebrarlo con un viaje al sol… de medianoche.
2005. En marzo nace Tomás.
2006. Nos mudamos a Vitoria y nace Lara.
2007. Empiezo este blog. Tras dos años de lapso maternal, mudanza y rehabituación a la nueva vida, empiezo a trabajar como jefe de tráfico en una empresa de transportes.
2008. Cambio de trabajo y vuelvo a cambiar de trabajo… menudo sinvivir. Pero por fin estoy trabajando en comunicación.
2009. Empieza mi etapa en el Gobierno Vasco. Junto con Jon, empiezo a recorrer sociedades públicas y participadas, departamentos y servicios varios para hacer el primer análisis de lo que más tarde se convertiría en la Guía de Redes Sociales del Gobierno Vasco. Viajamos a Francia en lo que es nuestro primer road trip con los dos niños. Una maravilla.
2010. .·. Año de BBTGasteiz y de Urban Sare. Empiezo a organizar saraos “serios”.
2011. A principios de verano se me ocurre, tras ver un proyecto similar en USA, crear unadocenade.com, un blog de listas en formato de docenas; enrolo en el proyecto a varios colegas y nos ponemos a remar…
2012. Ganamos un premio bitácoras con unadocenade.com; Empiezo a trabajar en Euskampus. La parte espeluznante del año es que, tras meses de sufrimiento infernal, se muere Madrina.
2013. El mejor año laboral de mi vida en todos los sentidos (hasta entonces). Tras muchos años sufriendo por los escenarios y clases cada vez que me tocaba enfrentarme a una audiencia, me asocio a Toastmasters International, al club de Vitoria… qué iba yo a saber dónde me llevaría esta aventura…
2014. En febrero recibo una noticia horrible que me tiene casi un año descolocada. Viajo a EEUU por segunda vez, roadtrip con maridoguapo y… Idaho… Este verano, me reencontré con Matthew en Mil Palmeras. También tiene dos hijos. Y me hice mi primer tatuaje.
2015. Organizo mi primer TEDx chispas: TEDxAlmendraMedieval. El proyecto Campus de Excelencia Internacional Euskampus acaba con la mejor calificación del ministerio. Voy a TEDGlobal en Ginebra y mis perspectivas vuelven a cambiar. Viajo a EEUU por segunda vez, esta vez con toda la familia en un viaje absolutamente inolvidable recorriendo la costa noreste y bordeando el lago Ontario hasta Quebec.
2016. Monto mi empresa. Este año viajo a Banff a TEDSummit y a Boston a TEDxBeaconStreet.
2017. TEDGlobal este año es en Tanzania. La experiencia de un safari low cost con compañeros organizadores TEDx es de las que cambian la vida. Ver estrellas de horizonte a horizonte en el Serengeti, rodeados de animales peligrosos y naturaleza casi virgen es una de las cosas más increíbles que he hecho en la vida.
2018. Cruzo el charco por sexta vez, esta vez a la convención internacional de Toastmasters en Chicago. Aprovecho el viaje para acercarme a Lincoln, NE, a visitar a Randy y su familia… y a la vuelta paso por Madison County y por sus puentes. Todo maravilloso.
2019. El año de Sevilla y olé. El año de reencontrarme con mis compas de TEDx y de Toastmasters por ahí… el año de vivir peligrosamente. El año en que me caen 46 lereles.. ¿Sería mucho pedir cumplir otros 46 más?… No lo sé, pero lo vamos a intentar 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Additional comments powered by BackType