Reclamación al servicio de Cardiología Pediátrica del Hospital Ramón y Cajal

Lo único bueno de haber tenido al peque ingresado tres días ha sido el tiempo que hemos tenido para poder quejarnos del servicio y atención lamentables que nos prestan las enfermeras y secretarias del servicio de cardiología pediátrica.

Veremos si sirve para algo…

Como desplazados, venimos el día que nos citan a primera hora para poder hacer las pruebas y que nos dé tiempo a que nos vean en consulta. El día 28 de abril llegamos a las 8h y a las 9h ya se había hecho el niño las pruebas correspondientes.

A las 9 regresamos a la consulta y la enfermera, Mari Carmen, nos dijo que “meteremos al niño a lo largo de la mañana”. Le comenté que estaba malo, que había tenido fiebre la víspera y lo que era obvio, que tosía mucho.

Nos pasó a consulta a las 12. Los últimos, cuando ya había pasado todo el mundo (incluídos los que habían llegado más tarde que nosotros). Para entonces, el niño ya tenía una crisis GRAVE de asma y la cardióloga apenas le vio nos remitió a urgencias.

No se puede alegar que no se diera cuenta de que el niño estaba mal, pues numerosas veces salió de su despacho y decía “cuánto tose este niño”.

Quizá, si nos hubiera visto antes la cardióloga y hubiéramos ido antes a urgencias, hoy no estaríamos ingresados en el Hospital.

En Urgencias, la doctora del turno de tarde (bajita, delgadita, morena de melena y gafas de pasta oscura), después de tener al niño mareado horas y horas en la sala de espera, sin comer ni preocuparse por él, gritó al niño para decirle que “respirara bien”.

Sinceramente, no me parecen profesionales de la pediatría ninguna de las dos. Si no les gustan los niños, que pidan una plaza de quirófano. Si no les gusta su situación laboral, se han de dar cuenta que a nosotros, pacientes, tampoco nos gusta nuestra condición de pacientes y no tenemos la culpa.

Atentamente.

Cristina Juesas

9 Tweets

  13 comments for “Reclamación al servicio de Cardiología Pediátrica del Hospital Ramón y Cajal

  1. Paciente
    15 noviembre 2010 at 1:15

    ¡Pues si fue sólo eso tuviste mucha suerte!

    http://hospitalramonycajal.blogspot.com/

  2. Pingback: Bitacoras.com

Comments are closed.

Additional comments powered by BackType