En “Por fin viernes”

Señoras que van a la tele…

En una de esas semanas del año en que no me cabe un alfiler en la agenda (y este año la agenda está mu malita), recibo el martes una llamada de producción de Por fin Viernes, un programa de debate y entrevistas conducido por Silvia Intxaurrondo (que a muchos os sonará porque presentaba el telediario de CNN+ con Iñaki Gabilondo). Bueno, pues la cosa es que me invitan a participar como público opinador en el programa del viernes. Cierro los ojos, pienso en el viernes. Ya he tenido que cambiar la clase de inglés por un viaje de trabajo pero el viaje termina al mediodía y me da tiempo de sobra. Pienso en la experiencia chula de ir a la tele y digo que sí, que encantada.

Ya había estado en un programa de debate con Klaudio Landa hacía un par de años, así que la llegada a Miramon no me impacta tanto como la primera vez. Me pasan a maquillaje (nada, poca cosa me hicieron) y a la sala donde esperamos los “opinadores”. Van llegando con cuentagotas. Mucha camaradería, la gente muy maja. Algunos, veteranos, nos preguntan a los novatos si estamos nerviosos. Pues no, mira… A las 22:00 de un viernes de esta semana en concreto nerviosa no, lo que estoy es hecha mixto… pero eso es otro cantar. Me noto las ojeras crecer según avanzan los minutos…

Nos pasan al plató. Nos ponen los micros y las petacas. Y nos sientan en las butacas antes de que pase el público. De cháchara…

On TV!!!

Una foto publicada por Cristina Juesas (@maripuchi) el

El programa tenía dos ejes: las pensiones, con José María Gay de Liébana como invitado estrella y el 23-F, con Jesús Palacios (escritor) y Diego Camacho (ex militar).

Gay de Liébana, economista super star, afirma que de aquí a 4 años el sistema actual de pensiones será insostenible. Hace muchos garabatos y gesticula mucho. Es un tío simpático y hablador, pero no puede ser más falaz en algunas de sus argumentaciones.

A nosotros no nos dan mucho tiempo para hablar, evidentemente no somos las estrellas de la noche. Pero, por turnos, nos van cediendo la palabra para preguntar u opinar, según el caso.

Para Gay de Liébana tuve una pregunta-duda existencial… “Dice que el ritmo de coger dinero de la caja no va a descender, así que el Gobierno va a quitar 11.000 millones de euros de forma sostenida. Y sin embargo, el gobierno y las entidades económicas nacionales y supranacionales nos dicen que la economía empieza a ir bien y que los indicadores son maravillosos… Hummm dudas tengo…”

Contestó lo que quiso, diciendo que los indicadores van bien, sí, pero que el paro va e irá mal… Curioso, ¿no es este uno de los principales indicadores? En fin, tampoco esperaba que me diera la fórmula de la felicidad…

Con el 23F y la teoría conspiranóica de los invitados, que apuntan a Felipe González y al socialismo del año 81 como principales sospechosos de la trama política detrás de la intentona de golpe de Estado ya es que no podía más… Del mismo modo que no me creo la teoría oficial… Tampoco me termino de creer del todo la que apunta al Rey… y desde luego, a esta nueva… Yo era muy niña en el 81, lo que sé del 23F lo sé por lo que he leído: artículos, libros… uno lee y saca conclusiones (o no saca ninguna)… Que hay gato encerrado creo que es tan evidente que nos han pretendido colar una teoría de la bala mágica como la que mató a Kennedy, pero en fin… tampoco es que yo sea una experta en el tema.

Una experiencia divertida, un viaje de vuelta bajo el aguanieve, una semana (más) que termino casi engullida por mis propias actividades y deseando repetir 🙂

Aquí está el programa entero, por si alguien tiene interés en verlo.

Additional comments powered by BackType