Abrazos virtuales

Para unos llegó un poco antes y para otros un poco después, pero en cuestión de unos años, allá por finales del siglo pasado, internet vino y nos cambió la vida. Lo de cambiar la vida, en algunos casos, es literal…

Una de las cosas que más ha cambiado internet es la forma de relacionarnos. Conocer gente, mantener contacto con personas, intimar, incluso…
Menda, que está curtida en mil batallas, suele decir que internet es como la casa de Gran Hermano: magnifica las emociones. En internet todo va rápido. Mucho. Conocer a una persona de un mes, a varias horas de chat al día, es como -pasado al mundo “real”- conocer a una persona de muchísimo más tiempo.

No sé si es porque al escribir no es como al hablar, al hablar, modulas la voz para sonar de un determinado modo y no tienes mucho tiempo de pensar lo que vas a decir, hay mucha espontaneidad. Internet tiene parte de esta espontaneidad, pero al faltar todo el lenguaje no verbal, tienes que pensar infinitamente más lo que escribes y todo es más intenso. Es verdad que existen mil maneras de dotar a un texto de matices… para eso están los emoticonos. No es lo mismo decir ¡CABRÓN! que ¡Cabrón…! que ¡cabrón! XD o que ¡cabrón! :*
Cuando escribes dejas mucho de ti y dices mucho de ti, por cómo lo haces, por los temas que eliges, por lo que comentas, los sitios donde lo haces… Se nota claramente cuándo escribes sonriendo y cuándo lo haces llorando.

Cuando te pasa algo y alguien te da un abrazo virtual, se siente como si estuviera cerquita… No es que no eches en falta el contacto físico, pero… aunque así sea, lo que sientes es como si lo hubiera. Sientes el interés, el cariño y el apoyo exactamente igual que si tuvieras esa persona contigo.

Y si alguien te dice que no, que es imposible… es que no lo ha sentido o que no le ha pasado. No hay más.

  3 comments for “Abrazos virtuales

  1. 15 abril 2014 at 17:12

    Sí señora. Ahí te va de vuelta!!! <3

  2. 15 abril 2014 at 17:08

    Pues sí. Todo llega.
    Y esos abrazos virtuales de los que hablas, Cristina, también llegan… ¡hasta a los más incrédulos!
    Sólo es cuestión de tiempo (y de desabrocharse un poquito la coraza)

    Ahí va uno de ellos!! (con besito y todo) :-*

  3. Pingback: Bitacoras.com

Comments are closed.

Additional comments powered by BackType